PRESENTACIÓN DEL ANUARIO Nº 17 DE LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN TELMO. SEGUNDA ÉPOCA

El Anuario nº 17 (segunda época) de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, correspondiente al año 2017, se nos presenta con gran riqueza en contenidos, confirmando su vocación de publicación científica, siendo numerosas y variadas las colaboraciones de los Académicos. Las Bellas Artes han sido ampliamente contempladas en sus diversas manifestaciones y disciplinas, así como los estudios, informes, reseñas y críticas sobre todas ellas.

La portada del Anuario hace referencia a un fenómeno que ha ido conformando estos últimos años la cultura de Málaga, y que ha terminado de acuñar una nueva frase con la que definir a nuestra ciudad: Málaga «ciudad de museos». Puede parecer pretenciosa, pero no lo es, toda vez que constata una realidad. La estrategia cultural y la innovación en las que ha fundamentado su regeneración, su transformación social y económica, pasando desde una cierta decadencia hasta un novedoso modelo, ha sido espectacular hasta el punto de convertirse en objeto de estudio en los análisis de los procesos de transformación y los nuevos retos a los que las ciudades se enfrentan.

Ciertamente Málaga se ha convertido en una ciudad de museos y con ello su actividad cultural se ha enriquecido extraordinariamente. El fenómeno no se puede enfocar tan sólo, como con frecuencia erróneamente se hace, desde la perspectiva de una oferta cultural para nuestros visitantes, sino muy especialmente como una vía estratégica de ciudad que cambia y se moderniza a partir de un profundo cambio cultural.

En sociedades complejas como la que vivimos, periclitados los relatos religiosos como conformadores de la imagen del mundo en Occidente, la cultura se ha convertido en el mayor instrumento de cohesión social, en el elemento generador de un substrato en el que sustentar a la sociedad, en el que ésta reconoce sus puntos en común, sus fundamentos. Y todo ello es consecuencia de que en este proceso se ha partido de una profundización en la real naturaleza de esta ciudad abierta, cosmopolita y que ha asumido su lugar en un mundo globalizado. Esa imagen de sí, impregna de autenticidad nuestros logros. Es todo lo contrario a hacer «cultura para el turismo», se trata de fomentar las condiciones para que la cultura nazca y se desarrolle, siendo esta cultura disfrutada, vivida y compartida.

EL ANUARIO Número diecisiete DE LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN TELMO, segunda época La Real Academia de Bellas Artes no debe permanecer ajena a esta extraordinaria circunstancia, ni dejar de felicitarse porque el camino de la cultura (con todas las críticas que se quieran hacer a ese camino) haya sido adoptado como una de las vías de transformación de la sociedad y de la ciudad de Málaga, y en este Anuario quiere hacer un reconocimiento a este esfuerzo colectivo que supone la «Málaga de los museos». Nuestra portada es un homenaje a ese conjunto de museos y a esa realidad de la ciudad, que también se enfatiza con la entrega de la Medalla de Oro de la Academia 2016 al Museo Picasso, y el interesante artículo que en el apartado de «Colaboraciones Externas» se dedica en este Anuario al Centro Pompidou Málaga.

Por otra parte, la actividad anual se ha centrado fundamentalmente en dos importantes ciclos de conferencias y actividades. Por un lado, el ciclo denominado «El arte en la Europa de las religiones. El barroco», ya que en 2017 se cumplieron quinientos años de la reforma luterana, que dio lugar al Concilio de Trento, donde la Iglesia católica fijó la legitimidad de las imágenes religiosas determinando el discurso del arte de la Edad Moderna. Por otro, el denominado «Octubre 1917, la invención del futuro», dedicado al Centenario de la Revolución rusa de Octubre de 1917, acontecimiento decisivo para el devenir del siglo XX en todos los órdenes, tanto políticos, como sociales, artísticos y culturales. Este ciclo ha sido organizado por la Academia de Bellas Artes de San Telmo junto con la Colección del Museo Ruso San Petersburgo de Málaga, contando con gran nivel en la participación y con alta repercusión en la ciudad.

El Anuario de la Academia sigue así su curso, generando expectativas, ilusiones, desvelando nuevos temas y conocimientos, estudios y críticas que van teniendo en él su acomodo. Se constata y confirma su carácter de publicación conocida y valorada científicamente, como lo demuestran las numerosas peticiones de colaboración externa que se han producido en 2017.

Una nueva muestra de la solvencia institucional y expansión cultural que presenta actualmente en Málaga la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo.

José Manuel Cabra de Luna Presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo
Javier Boned Purkiss Director del Anuario